1 de octubre de 2013

DIY luces de fiesta!

Hoy os traigo una cosa chulísima para las fiestas!! sobre todo las fiestas un poquito oscuras... oscuras de luz, se entiende. Con este Do-It-Yourself (hágalo usted mismo) de luces de fiesta que hemos visto por las webes, porque resplandece en la oscuridad (aunque me resulta imposible encontrar la fuente original! si alguien la conoce, por favor, que nos lo diga para citarla).

Nos ha parecido ideal para cuando montéis alguna fiesta al aire libre por la noche, ó en casa a luces apagadas...

fadf



Veamos cómo se hace esta maravilla, según la teoría, ésta es la "receta":

El primer paso es hacernos con los  materiales... son estos:

☻Botes de cristal bonitos (con tapa).
☻Purpurina a mansalva.
☻Un poquito de pegamento.
☻Unos guantes de latex.
☻Decoración exterior: washi-tapes, lazos, encajes... loquesea.
☻Varitas luminosas de colores. También llamadas glow-sticks.
 
Que no cunda el pánico si no tenemos ni puñetera idea de qué es esto último... seguro que lo habéis visto, son como las típicas pulseras fluorescentes que te dan en discotecas, ó también parece ser que pueden usarse para la pesca, pero éstas suelen ser muy pequeñitas. Son algo así:


Las podéis comprar a través de amazon o ebay, por ejemplo aquí cuestan 11e y son 100 unidades, además está disponible con envío premium de amazon, y aquí las compras individuales eligiendo el color por 2,95e cada una (más 3,51e de gastos de envío).




El  procedimiento  es en principio sencillísimo:

Nos ponemos los guantes, abrimos las barritas de un color, y las sacudimos dentro de uno de los botes. OJO, no queremos llenar el bote, lo que queremos hacer es salpicar con la porquería brillosa de dentro de las barritas las paredes del bote de forma más o menos unifore, así que vamos moviendo el líquido para que cubra las paredes del bote de cristal, y a continuación echamos un chorrete de brillantina, que a su vez esparcimos también por las paredes del bote.

nota: Para esto podemos ponernos la canción-meneona que queramos, y mover el bote (con la tapa puesta, no me seáis) al ritmo del culete, que a su vez seguirá el ritmo de la música.


Ahora sólo nos queda quitar el sobrante sobre otro de los botes que ya tengamos "empringado", y pegarle la tapa al bote, bien cerradito. Y decorar como más nos guste! Estos de la fotografía que muestra la entrada, han quedado estupendos, pero el leopardo no es de mis favoritos...



ALGUNAS COSILLAS POR ACLARAR:

Según he visto, hay algunos errores comunes que hay que evitar:

  ·  no se trata, lo digo de nuevo, de llenar el bote con el líquido, sino de impregnarlo.
  ·  no nos va a durar eternamente. el brillo desaparecerá al día siguiente, y se irá haciendo más tenue conforme pasen las horas. Pero sus cinco horas durará a tope de luminosidad! es hasta poético, no? se te acaba el hechizo como a Cenicienta, (pero con un hada madrina menos mojigata: hoy en día, querida HadaMadrina, Cenicienta no ligará con el príncipe antes de las doce)
  · Tratad de trabajar sobre papeles de periódico, ya que puede que el interior de las barritas fluorescentes manchen de forma irreversible (alguien lo comentaba, y todo puede ser!).
  · Con purpurina más fina, más se parecerá el resultado al de las fotografías.


Os animáis para la próxima de Halloween!? Sería estupendo!!
Yo voy a ver si lo pongo en práctica, y os lo enseño por aquí.

2 comentarios:

  1. Queda superbonito, me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Es in creible, increible increible
    Muy buen post!

    ResponderEliminar